Como acabar con una plaga en casa

Todos en alguna ocasión hemos sufrido la molesta visita de algún bichito en la tranquilidad de nuestro hogar o negocio. Cucarachas, mosquitos, hormigas o incluso ratones asaltan nuestra intimidad sin llamar a la puerta.

Después del estupor inicial toca buscar soluciones y como no, Internet, es un pozo de sabiduría. Trucos caseros, remedios infalibles y soluciones que no fallan, prometen acabar con tus nuevos inquilinos, pero no siempre funciona. Llegado el momento, es hora de que un profesional se ocupe de la plaga de una forma eficaz y con los mejores medios a su alcance.

Ratas de ciudad
Ratas de ciudad

El control de plagas en Madrid, por ejemplo es uno de los servicios que más demanda tiene. Algunas de estas empresas, se han especializado incluso, en mantener tu hogar libre de bichitos de la manera más ecológica posible. En ocasiones incluso, poniendo en marcha las medidas que ellos te indican, no es necesario el uso de productos químicos.

Lo primero y más importante es saber encontrar donde tenemos la puerta abierta a las plagas. Desagües, balcones, cornisas, chimeneas o ventanas mal aisladas son, sin que lo sepamos una invitación expresa a que conozcan cada rincón de nuestra casa.

Las cucarachas son generalmente las que más preocupación generan, no tanto por el daño que causan, sino por el aspecto que tienen que suele resultar bastante desagradable. Las que están en las casas suelen ser de color marrón, pero también las de color negro, las que pueblan las calles pueden colarse por un desagüe, por ejemplo.

Las termitas suelen ser también otro de los servicios que más se demandan por las empresas que se dedican al control de plagas en Madrid. Las construcciones más antiguas se ven amenazadas seriamente, llegando incluso a ser necesario el desalojo de edificios a causa de los daños que provocan en la infraestructura de la construcción. Un buen control a tiempo puede acabar con muchos sobresaltos.

La elección de la empresa que va a ofrecernos sus servicios, debe hacerse con cuidado ya que son muchos los intrusos que se dedican a esa profesión sin ofrecer las garantías precisas. Bajo el reclamo de precios muy bajos, prometen una eficacia que no acaba por llegar. En otras ocasiones tras esos precios tan bajos, se esconde el uso de productos que no ofrecen la garantía suficiente. En algunas ocasiones va a ser necesario que nuestro hogar sea tratado con sustancias químicas, por ello las garantías que nos ofrezcan deben ser las mejores.

En el caso de los negocios, el control debe ser todavía mucho más exhaustivo. Si hablamos de empresas que se dedican a la manipulación de alimentos, en ciudades como Madrid, por ejemplo, están obligadas a tener un certificado sanitario que avale que tienen los controles obligatorios de plagas en regla.

Ratas, chinches, cucarachas, pulgas o incluso palomas, pueden perjudicar seriamente la tranquilidad de tu hogar o de tu negocio. No la dejes en manos de inexpertos, busca la ayuda de una empresa seria que garantice tu salud y la de los que te rodean. Si además lo hacen de una manera ecológica, los beneficios se verán multiplicados.