Cómo afrontar una decisión de divorcio

Pensando en el amor
Pensando en el amor

Muchos matrimonios españoles, si bien no se han visto en esa situación, tienen una idea más o menos precisa acerca del funcionamiento de un divorcio. Sin embargo, enfrentarse a él se trata de una experiencia completamente diferente que puede poner a prueba tanto tu estabilidad emocional como económica. Dado que se trata de una decisión muy importante que afectará considerablemente a tu vida en general, resultará imprescindible contar con algunos consejos para poder hacer frente ante esta situación.

5 claves a tener en cuenta para afrontar un divorcio

Es por ello que, en los siguientes apartados, procederemos a listarte cinco claves a tener en cuenta a la hora de afrontar una decisión de divorcio:

Tener clara la protección del patrimonio 

En primer lugar, deberás tener en cuenta que, en base al régimen económico matrimonial que hayas escogido, éste influenciará la protección de la que goza tu patrimonio. Por lo general, el régimen que deberían establecer los cónyuges para evitar la mayoría de problemas en torno al mantenimiento de los ahorros sería el de separación de bienes, para que así cada uno de ellos pudiera mantener su propia independencia económica. 

En caso de que seas propietario de dinero en común, deberéis contar con una cuenta conjunta que tenga a ambas personas de titulares, y se haya abierto y firmado por los cónyuges. Según lo establecido por el régimen en gananciales, tan solo una parte de los bienes conservará su carácter privativo. Así pues, para garantizar la protección de tu patrimonio, deberás dejar claro cuál será el destino del mismo. 

Dejar claras las cuentas conyugales

Por lo general, durante el matrimonio se mantiene que el dinero presente en las cuentas corrientes de titularidad común (en caso de que dicho matrimonio maneje sus fondos así) se emplea únicamente para garantizar el bienestar familiar. Sin embargo, en casos en los que se suceda una ruptura matrimonial no amistosa, normalmente uno de los cónyuges acaba realizando disposiciones de este dinero de la cuenta común para beneficio propio.

Lo cierto es que, aunque parezcan «inofensivas», estas acciones acabarán teniendo una importante repercusión en el proceso de liquidación de gananciales, ya que el cónyuge tendrá que acreditar si el gasto que ha hecho al sustraer ese dinero era para el sostenimiento de la familia. Es por ello que, para evitar estos problemas, los cónyuges deben acordar un reparto del 50% del dinero de las cuentas comunes antes de proceder al cierre de las mismas.

Contrata a un abogado de familia

Por supuesto, para llevar lo mejor posible el proceso de divorcio, independientemente de cuál haya sido la parte que tomara la decisión, deberás contar con un abogado profesional que, a ser posible, ejerza su profesión cerca de tu domicilio. 

La razón principal por la que deberías contar con un abogado es por la cantidad de errores de todo tipo que pueden surgir a lo largo del proceso de negociación y que pueden acabar por salirte muy caros. Es por ello fundamental contar con el asesoramiento y la experiencia que puede ofrecerte un abogado de familia que ya haya lidiado con casos similares.

Negocia un divorcio de mutuo acuerdo

Si bien el asesoramiento que puede ofrecerte un abogado será de gran utilidad a la hora de lidiar con los tejemanejes de tu caso, sería recomendable hacer los esfuerzos pertinentes para conseguir que el divorcio sea de mutuo acuerdo en lugar de contencioso. Según las estadísticas, el 76% de los divorcios que se efectúan en España son de mutuo acuerdo, la vía más deseable para llevar estos trámites. Al fin y al cabo, representa un medio mucho menos traumático que el contencioso, ya que facilita que este doloros proceso se gestione rápidamente, sobre todo si se tienen hijos en dicho matrimonio. Tal y como dice el dicho: «más vale un mal acuerdo que una buena sentencia».

Esto es solo un nuevo comienzo

Por supuesto, además de suponer un importante cambio en los bolsillos de los cónyuges, el divorcio supone también un grave golpe emocional para ambas partes, pues éstas deben dejar atrás todo lo que han vivido juntos para avanzar en su vida y labrar un nuevo futuro. En primer lugar, debes aceptar que estás pasando por un periodo de duelo, primer paso que te será de gran ayuda para mirar al futuro con más optimismo.

Ante todo, debes mantenerte honesto contigo mismo y con lo que sientes, pues en ocasiones la ruptura supone un impacto emocional tan grande que puede costar asimilarlo. En lugar de huir de él, comprende tu dolor para ayudar a reducirlo. Llorar te será de gran utilidad a la hora de aliviar el dolor y de expresar tus sentimientos como forma de catarsis.

Procura no aislarte en esta situación tan complicada. Mantén el contacto con tu gente cercana, pues ellos conseguirán ayudarte a superar esta dura etapa que estás enfrentando. Aislarte y buscar la soledad únicamente hará que empeore tu situación.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad