Cómo usar zapatillas deportivas sin renunciar al estilo

Zapatillas deportivas

Dicen que un hombre siempre se viste por los pies, y lo cierto es que no es una exageración en absoluto. Llevar un buen calzado es ideal para lucir un look adecuado, incluso cuando hablamos de calzado deportivo. Las zapatillas de deporte son las nuevas reinas del estilo para hombres. Fáciles de poner, ultracómodas, versátiles y, sobre todo, llamativas.

Pero, precisamente por esa naturaleza tan llamativa, es fundamental saber cómo y cuándo llevarlas. Si de verdad quieres que se conviertan no en un calzado con el que hacer deporte, sino en uno con el que lucir estilo con los looks más modernos y atrevidos, tienes que aprender unas cuantas cosas, y te las vamos a enseñar aquí.

Las claves para usar zapatillas deportivas

Hay una serie de reglas básicas que debes tener en cuenta a la hora de sumarte a la moda del sportwear, sobre todo con las zapatillas. Lo primero y más importante es que compres pares que encajen con las prendas de tu guardarropa. ¿De qué sirve comprar un par de zapatillas que te encanten si no pegan con nada de lo que tienes en el armario? Ese suele ser un error garrafal. Nos dejamos llevar por el instinto sin pararnos a pensar en posibles combinaciones, opciones, colores y formas.

Ya hemos adelantado uno de nuestros consejos, aunque hay bastante más tela que cortar y cordones que atar. Por suerte, hay modelos de toda clase que dan pie a todo tipo de combinaciones. De hecho, las zapatillas deportivas clásicas han vuelto a ponerse de moda gracias a esta tendencia, y eso ha hecho que modelos como las zapatillas munich hombre reaparezcan ya no solo en las calles, sino también en las tiendas.

Más facilidades para que tengas más opciones que nunca. Pero volvemos a la pregunta clave, ¿cómo se deben llevar estas zapatillas deportivas? Para conseguir siempre la combinación perfecta, presta mucha atención a los consejos que te traemos:

La limpieza es clave

No hay nada que transmita peor imagen que unas zapatillas sucias. Sean buenas, malas, las mejores o las peores, tienes que asegurarte siempre de que están de punta en blanco para que su aspecto no rompa con tu look. De no ser así, la imagen que darás será desaliñada y desarrapada, no conseguirás por ningún medio que tu conjunto destaque de forma positiva. Destacará, no lo dudes, pero no como querrías.

No confundas tipos de calzado

No existe un único tipo de zapatilla. Precisamente por eso estamos aquí. Generalmente, en este campo encontramos tres ramas principales: las zapatillas básicas, las clásicas y, por supuesto, las deportivas. Estas últimas son las que queremos para ese look sporty que tanto se lleva ahora, y para saber distinguirlas solo tienes que pensar en una cosa: ¿se podrían usar para practicar deporte sin problemas?

El calzado deportivo se concibió para el deporte, de ahí esa cuestión. Por eso, además, suelen ser zapatillas más coloridas y modernas, y también algo más atrevidas y extravagantes en cuanto a diseño. La parte positiva es que esto es justo lo que puedes aprovechar a tu favor para conseguir un aspecto más interesante, incluso con la ropa más elegante o la más común. Sea como fuere, dan un toque cool y diferente. Y no, unas Converse no son zapatillas deportivas. Unas Adidas sí lo son, aunque no todas.

Recomendaciones de combinaciones

Si no tienes mucha idea de por dónde empezar o encaminar tus combinaciones, debes saber que las zapatillas deportivas encajan incluso con la ropa más elegante y con clase. Perderás un poco de elegancia, pero ganarás en estilo y distinción. Por eso, vamos a empezar recomendándote usar sobre todo prendas que no tengan estampados. La ropa con colores lisos o degradados va genial con este tipo de zapato.

De hecho, la clave es que sean las zapatillas las que llamen la atención, así que es genial que la mirada no se detenga en el detalle de un estampado elaborado en pecho o piernas. Además de eso, para los pantalones pueden ser buena idea unos joggers bien cómodos, o incluso unos pantalones cargo si quieres un toque algo más urbano.

Puedes combinar una sudadera de colores claros con unos joggers que contrasten y vayan a juego con un abrigo. Si este, además, es largo y abierto, aprovecha para que las zapatillas vayan a juego con la sudadera o, incluso destaquen todavía más con un color completamente diferente.

Cada ocasión marca el calzadoUna de las mejores formas de saber cómo llevar zapatillas deportivas es, también, saber cuándo no debes llevarlas. Cada ocasión determina el tipo de zapato que debes ponerte, y a veces, por mucho que las prefieras, es mejor no ponerte unas deportivas. Deja esos estilos y colores atrevidos y chillones para otro momento, porque hay circunstancias en las que la frescura de unas zapatillas combinadas con un traje de chaqueta no tiene lugar.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad