¿Por qué las tapas de las alcantarillas son redondas?

Seguro que poca gente se ha parado a pensar la razón por la que las tapas de las alcantarillas son redondas pero la verdad es que tienen una razón para tener esta forma.

Las alcantarillas son redondas por la simple razón de que si alguien las mueve no se caigan al interior de las cloacas o aquello que estén tapando. Si intentas abrir una alcantarilla y después meter la propia tapa por el agujero verás que la forma circular impide que esta pueda colarse. En caso de ser cuadradas entraría sin problemas en caso de que la metiéramos de forma diagonal.

Los coches pasan por encima de ellas a toda velocidad. Se puede dar el caso que alguna se mueva y se salga de su sitio. Sería un problema muy grande que se cayera por la entrada a la cloaca ya que podría atascarla y sería difícil de recuperar por un sitio tan estrecho. No es normal que se salgan por el paso de un coche, pero no sería descartable e incluso por alguna gamberrada.

En definitiva, son redondas para que no se puedan colar al subsuelo. Si fuesen cuadradas o de otras formas siempre habría una posibilidad según se colocara de que acabara colándose. Pero al ser redondas es imposible que se ponga como se ponga puedan entrar por el agujero que hay en el suelo.