Remedios caseros para las quemaduras en la piel

El órgano más extenso que se encuentra en el organismo humano es la piel, siendo esta la capa protectora de todos los demás órganos, pero al estar la misma expuesta de forma inmediata al ambiente es normal que sea la primera en recibir todas y cada una de las afecciones que los agentes externos le puedan ocasionar.

Por tal razón es concebible que la misma pueda sufrir una gran cantidad de infortunios como son las quemaduras, como bien sabrás estas consisten en la lesión que sufre los tejidos epiteliales al ser expuestos a grandes temperaturas (por lo general las que superan la temperatura corporal), la forma más común de sufrirlas es por contacto con un objeto caliente e incluso al tomar el Sol en la playa.

Quemaduras
Quemaduras

Tal infortunio que te reseñamos anteriormente, es uno de los accidentes hogareños más fáciles de sufrir de modo tal que es común que las personas obtén por remedios y soluciones caseras para aliviar el dolor.

Tratamientos o alternativas caseras para las quemaduras en la piel

Queremos referirte que los remedios que vamos a reseñarte solo resultaran útiles en las quemaduras de primer grado, que son aquellas que afectan la capa más superficial de la dermis, recordando que las quemaduras de grado dos y tres requieren de atención medica no solo por incluir capas más profundas, sino que en ocasiones estas exponen tejidos y sangre.

De modo tal que estas soluciones solo te resultaran útiles cuando tu piel presente el enrojecimiento característico de la quemada, una leve inflamación y dolor al ser tocada o friccionada.

Hielo

En el caso de que la extensión de la piel afectada resulte muy pequeña, basta con la aplicación de un hielo, tal es el caso de la quemadura que sea sufrida en las yemas de los dedos.

Lo primordial es que el hielo sea colocado de forma inmediata y sostenido sobre la quemada, la idea es recuperar con ello, la hidratación de la piel perdida por el contacto con el calor; sin embargo, recuerda no excederte, dado que el hielo también puede ocasionar quemaduras.

La aplicación por medio de una mota de algodón de aceite puro o extracto de lavanda, esto debes hacerlo con pequeños toques sobre la quemada sin friccionar.

Lavanda en aceite

La lavanda en aceite, contiene propiedades analgésicas que pueden aliviar el dolor que la quemada ocasiona al contacto.

Este remedio resulta muy útil cuando la piel no presenta inflamación ni las famosas burbujas, debe ser aplicado durante las noches con el fin de que sus efectos puedan ser percibidos con mayor tranquilidad.

Cebolla

Cebolla pura, aunque esto pueda parecerte contradictorio la cebolla y en especial la morada es conocida por disponer de grandes propiedades cicatrizantes que ayudan con los procesos de regeneración celular de la piel.

Su aplicación puede ser diversa, algunos optan por aplicar el zumo de la cebolla licuada sobre la herida, otros prefieren aplicar la cebolla rallada sobre la herida; mientras que algunos optan por picar la cebolla por la mitad y friccionarla sobre la piel.

Lo cierto es que con la regularidad de su aplicación, la piel comenzará a verse menos enrojecida y bajara la hinchazón, algo que sin lugar a dudas se reflejara en un gran alivio del dolor.