Tener la barba perfecta es posible: atento a estos sencillos trucos

Barba perfecta
Barba perfecta

Tener barba no debe ser jamás, sinónimo de ser una persona con aspecto descuidado. Una vez que con mayor o menor esfuerzo, hemos conseguido tener el tamaño de barba que deseemos, ya sea con aspecto de unos días sin afeitado, como una barba larga y tupida, debemos darle los mejores cuidados para que luzca perfecta.

5 trucos para conseguir una barba perfecta

1. Control de crecimiento

Lo primero que debes tener claro, es que a medida que tu barba vaya creciendo, debes ir controlando el modo en que lo hace. Para ello es indispensable que uses los mejores productos que al mismo tiempo que cuiden del pelo de tu barba, mimen la piel que hay bajo ellos. En estos casos lo mejor es decantarse por productos naturales, que sean 100% libres de tóxicos. Buen ejemplo de ellos son los productos que puedes encontrar en Vidalforce.com una web especializada en la cosmética capilar de calidad. Existen productos que hará que tu barba crezca más sana, hidratada y de forma más rápida.

Mientras crece, asegúrate de ir recortando las puntas que se abran y aquellas zonas que deben tener un crecimiento más controlado. Esta será la clave para que se note que no has dejado crecer el pelo de tu cara sin más.

2. Lavado diario con productos específicos

Al igual que el pelo de tu cabeza, tu barba también exige estar saneada y limpia. Es obvio que no es una cabello tan graso como el de la cabeza, pero si debes usar un champú especialmente indicado para este tipo de pelo.

No es necesario que apliques un champú todos los días, pero si al menos tres veces por semana. Presta especial atención a las zonas de alrededor de la boca, siempre más expuestas a la suciedad. La debes lavar todos los días cuando te duchas, pero no siempre con champú.

Una vez hayas quitado la suciedad, llega el momento de que la dejes bien seca. La humedad no beneficia en absoluto a la piel cubierta por la barba, por eso ayúdate de un secador si es necesario.

3. Una buena hidratación es tan importante como un buen lavado

Mantener la barba bien limpia, puede provocar que no siempre esté lo hidratada que debiera; por este motivo es conveniente que uses un aceite natural que aporte el brillo y la hidratación que necesita. Hoy en día existen en el mercado aceites naturales que te permiten hidratar la zona sin dejar aspecto graso. Aguacate, Argán, Jojoba o Árbol de té son algunos de los ingredientes que se usan para fabricar estos productos.

En función de la longitud de tu barba, encontrarás diferentes tipos de aceite que sean más adecuados a tus necesidades.

4. Un buen peinado y cepillado es clave para domar las barbas más rebeldes

Un peine de púas de acetato es la clave para domesticar a esos pelos que se empeñan en crecer en la dirección menos indicada. Una vez realizado el trabajo de peinado, llega el cepillado. El cepillo con cerdas de jabalí es el más adecuado para ayudar a que crezca sano, brillante y en una sola dirección.

5. El barbero es tu aliado, visítalo cuando tu barba lo pida

Las indicaciones de un buen profesional, son indispensables para que tengamos una barba de aspecto cuidado y bonito. El barbero te indicará, si puedes o no tener barba, por muy de moda que esté si tu pelo no vale para dejarlo crecer tendrás que resignarte.

Una vez tu barbero te diga que tienen un buen pelo facial, déjate guiar por el estilo que más le vaya a tu fisionomía, a tu estilo y a tu personalidad. El corte es la clave para que la barba hable por ti. La frecuencia con la que debe ser recortada, dependerá de la longitud de la misma.

Lo recomendable para una barba larga es recortarla cada dos, tres semanas; mientras que una tipo hipster que ya son de una longitud más considerable, es ideal que sea recortada cada cuatro o cinco semanas.

Y con estos sencillos trucos podrás lucir una barba espectacular, con aspecto cuidado y que aporte un toque exquisito a tu personalidad.

Ir arriba