5 hábitos que perjudican el entrenamiento con pesas

Es común realizar cosas en la vida simplemente porque forman parte de nuestra rutina. Por ejemplo, cada día nos levantamos y nos cepillamos los dientes sin necesidad de pensar en lo que estamos haciendo.

Pero en el entrenamiento con pesas tiene que ser diferente. Es preciso poner las costumbres de lado y desarrollar una estrategia inteligente y consciente.

Por eso, vamos a citar algunos de los hábitos que a los que debemos renunciar para obtener mejores resultados:

Calentar en la cinta más de 5 minutos

El calentamiento en la cinta sirve como forma de preparación general y debe suceder antes del primer ejercicio. Para este fin, no sirve correr por 20 minutos en la caminadora. Cinco minutos son suficientes.

Empezar siempre con el mismo peso

¿Cuántas veces has colocado el mismo peso en la máquina semana tras semana? Sucede que permanecer actuando así es mucho más cómodo — pero no productivo.

Por eso, no te obsesiones con el peso de las máquinas. Es normal que se produzcan variaciones en la carga utilizada, tanto para arriba como para abajo. Pero siempre debes tratar de superarte.

Levantar pesas de forma correcta
Levantar pesas de forma correcta

Hacer siempre los mismos  ejercicios en el mismo orden

Seguro que conoces a alguien que hace press de banca plano, inclinado y declinado, no importa si llueva o haga sol. Pero, de la misma forma que sucede con las cargas, el cuerpo también se adapta a una determinada demanda.

Una forma de evitar esto es modificando los ejercicios o, incluso, el orden en que los practicamos. Cambiar de un ejercicio en la máquina para el peso libre, barra para pesas, agarre en supinación para pronado, o cualquier otro pequeño cambio puede hacer la diferencia en los resultados.

Hacer ejercicios para modelar el músculo

En realidad no hay movimiento que modele propiamente la musculatura.

Lo que el ejercicio hace es aumentar el tamaño del músculo, pero el formato y la inserción de los ejercicios no pueden ser modificados.

Estirar antes de entrenar

Al contrario de la creencia popular de que el alargamiento de pre-entrenamiento ayuda a preparar los músculos y prevenir lesiones, lo que ocurre es que esta actividad aleja los puentes cruzados de actina y miosina, haciendo que desempeñemos menos potencia durante el entrenamiento. Es decir, lo más probable es que vamos a levantar menos carga.

Estos consejos pueden hacer una gran diferencia en tu formación. Así que empieza hoy mismo a mejorar tus resultados.