¿Qué son los mamíferos y sus características?

Los animales, nos han venido acompañando en nuestro desarrollo como seres humanos desde hace siglos.

Por lo tanto, no es de extrañar que existan una gran cantidad de animales que se dividen en clases. Una de ellas son los mamíferos, un grupo al que nosotros como seres humanos pertenecemos. Por ello, hablaremos de qué son los mamíferos.

Los mamíferos

Esta es una de las clases de animales que se puede decir es limitada en comparación con otras. En concreto, existen unas 4000 especies diferentes de mamíferos, suena a mucho, pero comparado con los más de 800.000 peces es poco. La denominación “mamíferos” viene de la importancia que tiene el uso de sus glándulas mamarias. Ya que, son indispensables para alimentar a sus crías en desarrollo.

Cebra amamantado a una cría
Cebra amamantado a una cría

De esta forma, una característica fundamental en todos los mamíferos es la lactancia materna. Aunque es un periodo muy variable, todas las crías de esta clase de animales requieren alimentarse de la leche materna. Además de esto, otro aspecto que fortalece el vínculo con la madre es que son vivíparos. Quiere decir, que parte del crecimiento de la cría se da dentro de vientre de la madre, salvo casos puntuales.

Animales mamíferos son la vaca, la cebra, el perro, gatos, leones, elefantes … y claro está, el ser humano, entre muchos otros.

Características de los mamíferos

Además de la lactancia materna, los mamíferos tienen características más o menos comunes que los diferencian de otras clases. De las cuales, vamos a destacar algunas de las más resaltante a continuación.

Temperatura constante

Los mamíferos tienen una temperatura corporal interna que se mantiene constante independientemente del exterior. Es decir, que en circunstancias normales no patológicas, la temperatura es siempre la misma. Esto se debe a que la sangre es caliente, permitiendo su vida en climas muy fríos o muy calurosos, como osos polares y camellos.

Dentadura

Otra constante en los mamíferos es la presencia de dientes que son esenciales para la alimentación. Bien sean mamíferos herbívoros o carnívoros, estos necesitan de una dentadura para facilitar la digestión. Existen casos aislados como los osos hormigueros que son mamíferos que no tienen dientes.

Conformación esquelética

Otra constante en los mamíferos es que poseen un esqueleto sostenido por una columna vertebral central. De la cual, se mantiene unidas cuatro extremidades que son útiles para la movilidad y supervivencia del animal. Por supuesto, un cráneo que aloja el encéfalo que es bastante más desarrollado que otras clases de animales.

Los mamíferos superiores

Como ya habrás notado, en efecto los seres humanos somos mamíferos que nos ubicamos en el último peldaño de la cadena. Gracias a que tenemos un encéfalo muy desarrollado con capacidad de tener conciencia y raciocinio. Sin embargo, mantenemos características propias, como la lactancia materna, conformación esquelética y dentición. A pesar de ser “superiores”, irónicamente, somos la especie más dependiente de la madre al nacer, ya que no nacemos maduros al contrario que otras especies.

Vaca con sus terneros
Vaca con sus terneros

Esto se debe, a que mientras más complicado es el organismo más lento será su crecimiento. Al estar en el último escalón evolutivo, nuestro cuerpo tiene mucho más que desarrollar a perfección.

Es por esto que nuestra dependencia con la madre puede durar muchos años o incluso nunca romperse.

En conclusión, los mamíferos al igual que otras clases de animales son majestuosos y tienen mucho que ofrecer. Entre esta clase, existen enormes variaciones entre las especies, que solo se clasifican por rasgos comunes. La descripción de los mamíferos es bastante extensa, con esta información tienes los aspectos más puntuales. Si quieres conocer más sobre el reino animal, puedes ampliar tu conocimiento conociendo distintos tipos de especies.