Los beneficios terapéuticos de los animales de compañía

Cachorro de perro comiendo
Cachorro de perro comiendo

Cada vez son más las personas que deciden incluir en su familia a una mascota, con los beneficios que esto conlleva para la salud física y emocional de aquellos que comparten su vida con ellos. Los perros y los gatos son en mayor porcentaje, los animales escogidos para aumentar el núcleo familiar, pasando a ser considerados como uno más en el clan.

Beneficios de tener animales de compañía en casa:

A pesar de que el nivel de cuidados que requieren, es el argumento esgrimido por muchas personas para no querer tener una mascota, hoy en día esta labor es mucho más fácil gracias a internet. Si bien es cierto que la visita rutinaria al veterinario es indiscutible, tiendas online especializadas como es el caso de HousePet permiten satisfacer todas sus necesidades a golpe de click. Ya no tendrás que preocuparte por encontrar la alimentación perfecta o los accesorios básicos para su cuidado, desde la comodidad de tu hogar tendrás a tu mascota perfectamente atendida.

Salvada esta cuestión, existen numerosos estudios que informan sobre los beneficios acerca de compartir tu vida diaria con los animales.

1- La primera de esas ventajas es la compañía que nos ofrecen. Tanto los más mayores como los pequeños de la familia, tendrán en ellos al compañero fiel que nunca los va a defraudar.

Especialmente importante es esta cuestión en el caso de las personas mayores, que en muchas ocasiones tienen a sus mascotas como únicos compañeros inseparables en sus últimos años de vida.

2- Fomenta la actividad física y mental: Tener un animal de compañía implica tener que moverse para ofrecerle unos cuidados básicos. Las visitas al veterinario, a la peluquería y como no, los paseos diarios en el caso de algunas mascotas son la única actividad que tienen muchas personas en su agenda. Si además hablamos de personas tendentes a engordar o a debilitarse con el paso del tiempo y la constante inactividad, las ventajas son mucho mayores. El bienestar de nuestra mascota nos impulsará a mantenernos más activos.

3- Mejora la salud mental: Numerosos estudios han demostrado que la relación con los animales potencia la segregación de oxitocina en los humanos. La llamada «hormona de la felicidad» está relacionada con efectos beneficiosos para nuestro cerebro, sobre todo si hablamos de enfermedades como la depresión, la ansiedad o el stress.

4- Fomento de las relaciones sociales: Cuántos grupos de amigos se han hecho en los paseos con los perros, en las quedadas en los parques caninos o por qué no en las consultas veterinarias. La interacción con otras personas que comparten con nosotros un mismo interés y gusto con los animales, favorece nuestra autoestima y potencia la seguridad en nosotros mismos. El sentimiento de pertenencia a un grupo, a una manada en definitiva, actúa de forma directa sobre nuestra visión de la vida y sobre nuestro grado de optimismo en nuestro día a día.

5- Mejora del sistema inmunitario y respiratorio; el polvo presente en aquellos hogares con mascota favorece la creación de distintas bacterias que nos protegen de posibles alérgenos. Un efecto especialmente interesante cuando hablamos de los más pequeños de la casa que además de desarrollar su sentido de la responsabilidad y amor por los animales, tienen en ellos un gran aliado frente a posibles infecciones o alergias.

6- Mención especial merecen las llamadas TAA (Terapias asistidas por animales), diseñadas para favorecer el funcionamiento global de pacientes con distintas patologías. Está demostrado que este tipo de terapias, favorecen las capacidades de comunicación y sociales del paciente, mejoran su autonomía o potencian su capacidad de empatía, entre otros beneficios. No debemos olvidarnos de aquellas terapias en las que la compañía de un animal consigue reducir la frecuencia cardiaca del paciente, mejora su equilibrio o coordinación y reduce los estados de nerviosismo y ansiedad. Terapias que se usan ya con un gran éxito en pacientes con autismo, parálisis cerebral o problemas de movilidad.

Todos estos son argumentos más que demostrados acerca de los beneficios directos que ofrece la relación familiar con una mascota, sin olvidar que ellos, al ser parte de nuestra familia merecen el mismo cariño y los mejores cuidados. Recuerda que ellos te darán a cambio, su lealtad de por vida.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad