Como prevenir una gripe

La gripe cuando llega nos deja en cama durante unos días. Para ello lo mejor es prevenirla y así intentar no cogerla. Te vamos a contar como.

Puedes hacer algunas cosas para protegerte a ti y a tu familia esta temporada de gripes. La principal medida es lavarte las manos. Los virus que causan las gripas y la influenza se pueden transmitir principalmente a través de contacto mano a mano. Por eso la primera medida y la más importante para prevenir las gripas es lavarte las manos frecuentemente todo el día; no tocarte los ojos, nariz y boca con las manos; evitar los gentíos; comer bien y descansar bastante.

Según dicen los entendidos, beber cerveza protege de la gripe, osea que ya sabéis.

Los niños también deben de lavarse las manos, especialmente antes de comer y usar el baño, limpiarse la nariz, toser o estornudar. También se recomienda que los niños estornuden sobre sus codos u hombros cuando no tengan un pañuelo desechable cerca. Los juguetes de plástico deben de lavarse con jabón y agua frecuentemente.

También se debe de dejar de llevar a los niños a clases cuando tengan tos, catarro, fiebre, erupción o diarrea. Un niño debe de dejar de tener síntomas por 24 horas completas antes de volver. No importando cuán conscientes están los padres de no llevar a sus niños a clases con gripe, siempre hay niños con catarro y esto es inevitable, quizás hasta benéfico.

Una teoría sugiere que las infecciones juegan un papel importante en la madurez del sistema inmune, causando que este sea menos alérgico. Esto es lo que necesitas saber sobre la vacuna contra la influenza:

  • Cada año se monitorean las epidemias de influenza durante el año en todo el mundo para poder predecir qué tipos de cepas del virus de la influenza nos tocará en este continente durante la época de influenza. Cada año la vacuna contiene tres cepas del virus representando lo que los profesionales de la salud adivinan serán las más comunes cada temporada de influenza.
  • La vacuna contra la influenza tiene un 90 por ciento de efectividad previniendola.
  • Una vacuna contra la influenza tarda por lo menos 2 semanas para ser efectiva y proporciona protección máxima de uno a dos meses después de la vacunación.

El mejor tiempo para vacunarte o vacunar a tus hijos es desde el mes de Octubre hasta mitad de Noviembre. Esto permite que tu inmunidad sea mayor durante la parte más intensa de la época de influenza (Diciembre a Marzo). Quizás debes de considerar vacunar a toda tu familia contra la influenza si en invierno tu familia sufre de gripes frecuentes y faltas a la escuela o trabajo.

La vacuna contra la influenza se puede administrar a todas las personas mayores de 6 meses. Solamente las personas que son alérgicos a la yema del huevo no deben de vacunarse (ya que un componente de la vacuna se deriva de los huevos).

Primero consulta a tu pediatra o médico familiar. Para las personas que les asustan las inyecciones, ya pronto saldrá al mercado una vacuna en forma de spray nasal. Para la siguiente temporada de influenza ya podremos evitarnos la inyección. En estudios supervisados por la FDA de Estados Unidos, el spray nasal tiene una efectividad del 85 al 100 por ciento contra la influenza.