Beneficios de beber cerveza

A parte de ser una de las bebidas favoritas y más consumidas alrededor del mundo, está comprobado que la cerveza es también una excelente aliada para la salud. Aunque su aporte depende mucho de las cantidades en las que se suele consumir, recordemos que todo en exceso al final no trae nada bueno.

Por ello, hoy queremos hablar un poco de los beneficios de beber cerveza y bajo que dosis es recomendable consumirla, pero recordemos que también hay que beber mucha agua al final del día. Pero antes, es bueno conocer el origen de estos para entender mejor a que se deben.

¿De donde provienen los beneficios de beber cerveza?

Todo radica en los ingredientes con los que se elabora la cerveza, los cuales tienen origen en la cultivo de los cereales que dan inicio a la etapa de la fermentación. Por consiguiente, los azúcares contenidos en los cereales como el almidón pasan a ser azúcares simples.

Cerveza
Cerveza

Ocurre una especie de proceso metabólico con la levadura que junto a estos producen el etanol y dióxido de carbono, lo que al final se convierte en esta rica bebida llena de azúcar y alcohol que tanto nos atrae. Entre los ingredientes estrellas que aportan gran valor nutritivo destaca el “gas carbónico”, este garantiza la buena digestión al mejorar la circulación de la sangre y aportar saliva para la absorción de los alimentos.

Por otro lado la “malta” aporta la mayor cantidad de minerales como el fósforo, magnesio y calcio; vitaminas del complejo B, carbohidratos y ácidos orgánicos. Todos importantes para el organismo.

La cerveza estimula el apetito

Un trago de cerveza es capaz de abrir el apetito, gracias a uno de sus ingredientes principales como lo es el “lúpulo”. El cual se usa desde años atrás en infusiones para relajar los músculos del intestino, mejora el sistema digestivo, cura los dolores por indigestión y de esta forma incentiva el apetito.

En la cerveza el lúpulo se encarga de brindarle los ácidos necesarios que le dan ese sabor amargo y el aroma que la caracteriza. Pero a nivel nutricional puede de hecho disminuir el insomnio en aquellas personas que se les dificulta conciliar muchas veces el sueño.

Es un excelente estimulante del sistema nervioso y respiratorio, ya que funciona como un descongestionante nasal y depurador de las vías nasales. Lo que ayuda a prevenir enfermedades como derrames cerebrales, gripes, infecciones por bacterias, virus y otras complicaciones.

Reduce la anemia

Como sabemos, la anemia se produce cuando no se originan suficientes glóbulos rojos saludables en la sangre, de esta manera es que se comienzan a padecer infinidades de problemas. Puesto que a los órganos no les llega la cantidad de oxígeno que necesitan para realizar sus correctas funciones.

El cuerpo se empieza a sentir fatigado, hay dificultad para respirar y en el peor de los escenarios se llega a sufrir de problemas circulatorios conllevando a un paro cardíaco. Por lo que estudios recomiendan incluir entre los remedios naturales y farmacéuticos las vitaminas del complejo B.

Es allí cuando se destaca la presencia de la malta, el agua y el ácido fólico contenidos en la cerveza. Aportando cada uno la cantidad de vitaminas y propiedades fundamentales para reducir esta clase de afecciones.

Un vaso de cerveza luego de hacer ejercicio

Aunque parezca un poco descabellado un vaso de cerveza alivia la sed y repone las energías al igual que un vaso de agua, luego de hacer una extensa rutina de ejercicios. No lo decimos nosotros, es una afirmación sujeta a la experiencia de estudios y dicho hasta por los mismos médicos nutricionistas y deportistas de alto rendimiento.

Estos estudios comprueban que la cerveza por contener altos niveles de hidratos de carbono tiene la propiedad de reponer células, aportar algunas calorías adicionales y saciar la sed en cuestión de segundos. Así que no hay porque sentirse mal si se decide complacer al paladar con un trago de esta bebida al terminar exhausto, por lo contrario es lo menos que el cuerpo se merece por el esfuerzo que acaba de realizar.

Otros beneficios

Adicional a los beneficios ya mencionados, las vitaminas del complejo B también optimizan la salud del cabello si se emplea la cerveza como un tratamiento capilar de vez en cuando. Puede regenerar los pigmentos de la piel, eliminando las toxinas y limpiando los poros externos, dejándola tersa y suave.

En países como Estados Unidos existen “Spas” o centros de estética donde las personas se sumergen en cerveza por algunos minutos y dejan que esta actué sobre la piel. Solo que al finalizar se debe retirarla muy bien con abundante agua ya que el olor no es muy agradable y por ser una bebida con azúcar la piel queda pegajosa.

Es importante tener en cuenta que para poder gozar de todos los beneficios de beber cerveza se debe hacer bajo las dosis recomendadas. Solo así se puede disfrutar de buenos momentos acompañados de esta bebida sin dejar de tener un cuerpo saludable.

La ingesta aconsejable para las mujeres es de 300 mililitros, mientras que los hombres pueden consumir de 300 a 450 mililitros.