Tarot y videncia: una forma de conocer tu futuro

Tarot Dalí

Si hay algo en la vida que preocupa a todo el mundo, es conocer o saber aquello que el futuro nos tiene preparado. Saber si vamos a tener trabajo, si el amor nos acompañará o la buena salud regirá nuestra vida, son cuestiones que en ocasiones pueden llegar a quitarnos el sueño o inquietarnos en cierta manera en nuestro día a día.

El tarot y la videncia, por fortuna, pueden ayudarnos a aliviar esta incertidumbre; profesionales tarotistas y videntes con una amplia trayectoria y una reputación contrastada, podrán guiarte por los imprevisibles designios del futuro. Consulta tu futuro gratis y déjate sorprender por la sabiduría del tarot. Tras este primer acercamiento, consultar con un tarotista o un vidente si lo deseas, te despejará cualquier duda que pueda surgirte.

Diferencia entre tarotistas y vidente

A menudo en nuestra vida podemos llegar a confundir a un tarotista y un vidente por simple desconocimiento; a pesar de que pensamos que son lo mismo, debemos saber que tienen bastantes diferencias.

La primera de ellas es que los tarotistas tienen su conocimiento de una forma adquirida, esto es, son personas que se han formado y estudiado para llegar a hacer una interpretación lo más certera posible de las cartas que se muestran ante ellos. Realizan un estudio pormenorizado de los distintos tarots que hay y el significado que la lectura de los mismos tiene para cada una de las personas que se presenta ante las cartas.

El vidente sin embargo lo es de nacimiento, son personas que vienen a la vida con el don de recibir imágenes y energías que después interpretan para darnos información acerca de las mismas. Las visiones que les llegan, en muchas ocasiones solo hablando con nosotros, parten de una percepción de aquello que nos rodea.

Esto no quiere decir que un vidente no use el tarot; es cierto que muchos videntes tienen un amplio conocimiento de las cartas astrales y las emplean para canalizar o situar de una forma concreta las imágenes y energías que perciben. El tarot para ellos es un añadido al don que han recibido de la naturaleza.

Otra diferencia fundamental entre el tarotista y el vidente, es que éste último no puede especificar en qué marco temporal acontecerá aquellas imágenes y visiones que percibe. El tarotista, sin embargo, cuenta con diferentes herramientas para saber o acercarse al momento en el que sucederán las situaciones que el tarot dicta.

Ambos por lo tanto tienen mucho que ofrecernos, pero no debemos olvidar que ni uno ni otro cambiarán nuestra vida de manera directa. Ellos son los encargados de ponernos u orientarnos hacia la senda correcta, nos invitan a encaminar nuestras energías hacia un lugar concreto, pero nosotros somos los auténticos encargados de realizar el cambio. De nosotros depende la última decisión.

Sobre si debemos consultar a un/a tarotista o a un/a vidente la respuesta no puede, ni debe ser clara. Ambos tienen herramientas suficientes para ofrecernos una respuesta a aquellas preguntas que nos inquietan. Nosotros decidiremos quien es el encargado de mostrarnos el camino.

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad